“NECKAN” es una película sobre la identidad y la superación del pasado.

*Además de ser una historia de suspense, ¿de qué más se habla en la película?
De maestros. Es la historia de un maestro. Pertenece al bando de los vencedores, y un día le dicen que su padre fue asesinado. Entonces, tiene que enfrentarse a algo que va muchísimo más allá de guerracivilismo y todo eso, que es la propia identidad. ¿Quién eres? ¿Eres hijo de tus padres biológicos, o de quien te ha educado y dado cariño realmente? En ese brete se encuentra ese chico, que tiene que decidir, sobre qué es realmente la familia, quienes son su padre y su madre, esas personas que se han desvivido por él…, porque en el fondo son buena gente, aunque pertenecen a la élite del franquismo.
 
*La élite del 56, no la que gana la guerra directamente…
Sí, es una élite nueva. Es la época de los tecnócratas, de la entrada en la ONU, del principio del desarrollo económico. No estamos ante la vieja guardia del franquismo. Todo eso confrontado a que también descubre que es hijo de un heredero directo de la línea republicana de la formación del individuo, de la regeneración de la patria, a través de la educación, de aquellos patriotas de los años treinta que querían la libertad de conciencia de los individuos.
Anuncios